Carmen Martínez-Bordiú hostil con los medios de comunicación

581
14419009901
Carmen Martínez-Bordiú en el photocall de Couchel

El pasado miércoles 9 de septiembre, Carmen Martínez-Bordiú acudió a la pasarela madrileña MFShow Women ejerciendo de embajadora de una firma de ropa de tallas grandes en Madrid, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles.

Siendo la imagen de la marca de Couchel, la marca de ropa XL de El Corte Inglés, la nieta de Isabel Preysler fue muy esperada por los medios. Aunque no pareció mostrarse muy cómoda por prestar su imagen a la marca. Ello quedó confirmado con unas declaraciones que adelantó la organización antes de que Carmen posara en el photocall, “No tiene ganas de hablar”, comentaron.

Bordiú no estuvo más que unos pocos minutos ante el photocall y, cuando los periodistas se dispusieron a comenzar a formular sus preguntas, esta huyó sin mediar palabra.

Como es de esperar, ninguno de los allí presentes encontraron justificación a tal reacción, no es algo a lo que acostumbre, y no fue plato de buen gusto para los periodistas, que no dudaron en quejarse. Ante tal motín, personal del equipo contratante logró convencer a Carmen para que atendiera a los reporteros como se merecían. Esta accedió regresando al photocall y prestando declaraciones durante no más de dos minutos únicamente sobre el evento, negándose a responder a preguntas personales. “No quiero ser borde ni defraudaros pero no voy a hablar de mi vida ni de mi verano ni de nada. Simplemente vengo para apoyar a la moda y a que me hagáis unas fotografías”, zanjaba.

Tras sus escasas declaraciones, la organización se mostró muy molesta por su actuación y se dirigió a su agente para transmitirle la queja, quien no dio su brazo a torcer diciendo que no iba a haber más declaraciones esa noche. Esa conversación llegó a oídos de Bordiú, que les dijo: “Lo estoy pasando muy mal”.

No hay comentarios

Dejar respuesta